En el día de ayer el gobernador de la provincia y precandidato a presidente de la Argentina dio una nota en canal 13, en la cual hizo algunas aclaraciones que dejan al descubierto la política que viene a impulsar el candidato del Frente para la Victoria. Entre sus dichos, estuvieron bien presentes las consignas reaccionarias y antipopulares, las cuales tenían que ver con, “tendré tolerancia cero a los piquetes y cortes de tránsito, yo mismo daré la orden a la policía para el desalojo” y se justificó con que “se puede advertir el avance de la clase trabajadora y no son las mismas condiciones socioeconómicas que en algún momento había que comprender cuando era un país con grandes niveles de pobreza”.

Esto marca una vez más la desesperación por disputarle en este circo electoral los votos al macrismo, con sus mismas consignas fascistoides y deja en claro que el kirchenrismo disfrazado de Scioli no es izquierda, sino que al igual que Macri es derecha. Las políticas neoliberales disfrazadas en contratos con empresas multinacionales, que permiten el saqueo de nuestros bienes comunes, nos endeudan con los organismos internacionales de crédito, como el BID, generando condiciones socioeconómicas que afectan al bolsillo de los trabajadores y que han creado una pobreza estructural, que en diez años ha tenido un crecimiento calamitoso.

 Esto también demuestra el ajuste que se viene y cómo van a actuar en materia represiva en relación a la criminalización de la protesta, que los políticos que quieren disputarse el sillón, con el interés de administrar el capitalismo a troche y moche, no van a dar soluciones al pueblo como lo serían el trabajo digno y genuino, educación y salud de calidad, vivienda dignas para quienes lo necesiten, etc. Sino que sus políticas están marcadas por las políticas imperialistas en base a mantener el orden por medio de palos, de tratar de mantener al pueblo alejado de sus formas legítimas de protestas, ante un contexto de desidia hacia los trabajadores.

Nos parece importante tratar de generar esta comparación entre los candidatos, diciendo que tanto Macri como Scioli, son la misma cosa, que Macri ha reprimido sin temblarle el pulso para dar la orden de desalojo, como por ejemplo a los trabajadores del borda y que el Frente para la Victoria, también lo ha hecho con gendarmería desalojando a los trabajadores de la línea 60, por dar un ejemplo de estos últimos meses.

Decimos que estos políticos burgueses son los representantes de los grupos económicos y los verdugos de nuestro pueblo, y que estas diferentes modalidades de querer implementar el miedo a la gente a que no se organice y a los sectores organizados a que no luchen no va a funcionar, ¿por qué? Porque el pueblo está cansado de la mentira, de la corrupción y de que con sus necesidades hagan puros negocios, cansada de ver que sus hijos no tengan para comer y de que en base a sus políticas terminemos matándonos entre pobres.

EL PUEBLO TRABAJADOR DICE BASTA… por eso abonamos a la única salida real en este sistema de opresión que beneficia a unas minorías en base al sudor de las mayorías, a la lucha y la organización en la calle donde históricamente el pueblo ha conseguido las victorias reivindicativas, a no confiar en este sistema burgués, en esta democracia de los ricos. Sabemos que gane quien gane pierde el pueblo, por eso nosotros vamos a continuar depositando nuestra confianza en la lucha en la calle.

Por un verdadero cambio social

Por un gobierno de los trabajadores

En estas elecciones: VOTAMOS LUCHAR!

DECIDIDOS A LUCHAR DETERMINADOS A VENCER.

JUVENTUD GUEVARISTA