Nuevamente pasaron las elecciones. Elecciones donde pasó de todo, pases de facturas, pases de un lado a otro, “carpetazos”. Donde los políticos se sacaron fotos con sonrisas relucientes. Donde se realizaron cientos de promesas acerca de trabajo, educación y salud. Donde parece que el momento de depositar el voto en la urna es nuestra mayor decisión del año.

            Las elecciones de este sistema son una farsa. Los candidatos parece que se diferenciaran en sus proyectos de país, pero eso es mentira. Todos van a seguir gobernando en favor de los empresarios y los ricos, gane quien gane va seguir el modelo de ajuste hacia el pueblo, los ricos seguirán enriqueciéndose y los pobres, empobreciéndonos.12195910_10207932732262051_6168888686353545843_n

            Parece que el 22 de noviembre la única opción será elegir entre Macri o Scioli, dos fieles soldados de los intereses del  poder económico, las dos caras de una misma moneda: el ajuste y la represión. No importa el resultado final, el ganador será la cara visible que acate las medidas impulsadas por la burguesía, sin importar lo intereses del resto de la población.

            Esta falsa y mentirosa dicotomía en los proyecto de país del que habla el Frente Para la Victoria y Cambiemos, sabemos que es mentira. Ambos tienen sus manos manchas con la sangre del pueblo, recordemos la represión en el parque indoamericano, donde la Policía Federal y la Metropolitana reprimieron y asesinaron en conjunto a un compañero, recordemos la represión en el Borda llevada adelante por Macri o la represión hacia la línea 60, a los trabajadores de Kraft, a los Qom, a los docentes de Santa Cruz, en la Panamerica a los movimientos sociales con la llegada de Berni en helicóptero, entre decenas de otras tantas represiones. No nos podemos olvidar que: JORGE JULIO LÓPEZ DESAPARECIÓ EN ESTE GOBIERNO, y nada han dicho, que a FUENTEALBA Y MARIANO FERREYRA los asesinó las balas de las fuerzas represivas o de sus patotas con Cristina como comandante en jefe de las mismas, de la sanción de la Ley Antiterrorista, exigida por los organismo multinacionales de crédito. De Milani y Gerardo Martinez.

            No fue Macri el que permitió la llegada de MONSANTO a Malvinas Argentinas y que el pueblo cordobés desde un primer momento lo rechazó e instaló un bloqueo a esta multinacional saqueadora y contaminante, fue Cristina, claro está que Macri va a continuar en esta línea de saqueo.

            Es por esto que nos preguntamos ¿Balotage? si los interese que representan cada uno de los candidatos son los mismo, todos los caminos conducen a la derecha, y da pena ver como diversas organizaciones que fueron reprimidas y perseguidas por el kirchnerismo hoy no solo lo llaman a votar, sino que además le hacen la campaña. Con toda humildad, pero con  sinceridad, hacerle la campaña a Scioli por parte de organizaciones del campo popular, es ser funcionales a este sistema de muerte y vale preguntarnos si se puede volver de eso.

            Los medios de comunicación intentan confundir a la clase trabajadora, convenciendo que uno u otro candidato es la única opción. Cuando en realidad lo único que nos queda como clase es seguir luchando por nuestros derechos, defendiendo lo que es nuestro y nos corresponde.

            Si queremos terminar con el  hambre, si queremos que cada persona pueda tener un trabajo, una vivienda, que a la educación pueda acceder todo aquel que quiera hacerlo y que esa educación sea de calidad, que cada persona pueda acceder a las diversas expresiones culturales, que no haya más jóvenes muertos por el narcotráfico, que no haya más robos, que nadie tenga la necesidad de robar, en fin que cada persona tenga la posibilidad de elegir lo que quiera hacer con su vida, ninguno de los dos candidatos es la salida. Si queremos igualdad, no la vamos a encontrar dentro de este sistema, cuyos pilares son la competencia, el individualismo, el consumismo, y donde el hambre, el saqueo y la muerte del pueblo por causas injustas, son moneda corriente.

            Ante todo esto, no hay reformas posibles, no existe un capitalismo humanizado. Podrán llamarnos utópicos, pero estamos convencidos de que hablar de utopía es creer que puede hablarse de igualdad y de desarrollo pleno de las personas en el capitalismo.

            Creemos que sí hay una salida para los trabajadores y hoy no está en las urnas. Tenemos que organizarnos desde los espacios en los que trabajamos o estudiamos, impulsar asambleas en los barrios, en las escuelas, universidades, sindicatos, y así empezar a decidir sobre los intereses propios del pueblo, generando poder revolucionario hasta lograr un gobierno de los trabajadores, y un sistema socialista donde podamos ser hombres y mujeres libres y plenos/as.

        Es por esto que:

¡¡¡Ni Macri ni Scioli!!!, el 22 de noviembre no legitimes la farsa electoral, no vayas a votar, vota en blanco o impugna.

Reafirmamos nuestra voluntad de lucha y vamos a seguir en las calles como lo hicimos todos estos años, poniéndole el cuerpo a la organización del pueblo, enfrentando las represiones, señalando y escrachando a nuestros verdugos, cortando rutas y calles, tomando universidades y colegios, con el ejemplo de los 30 mil compañeros, y sus organizaciones revolucionarias, con el ejemplo de Darío y Maxi, con el ejemplo de las jornadas del 19 y 20, con el ejemplo del Che.

REVOLUCIÓN SOCIALISTA O CARICATURA DE REVOLUCIÓN

Juventud Guevarista – Poder Revolucionario