La lucha de los estudiantes está siempre latente y estalla cada vez que se pretende avanzar en reformas que van en detrimento de la educación pública. A pocos días de cumplirse un nuevo aniversario de La Noche de los Lápices, éstos siguen escribiendo que los y las jóvenes no están dispuestos a doblegarse en la lucha por una educación pública y gratuita de calidad y con real acceso para toda la juventud.

Con más de 20 colegios tomados en Capital Federal y una marcha de miles de estudiantes al Ministerio de Educación, la nueva “ley de educación media” que se proponen implementar desde el gobierno  no fue debatida con el conjunto de la comunidad educativa. Claro que esto se iba a dar de esta manera si el gobierno de turno, como lo viene demostrando, está en constante alianza con los sectores empresariales que pretenden que los pibes y pibas sean la mano de obra barata de sus planes de precarización laboral. Esta situación agrava lo ya conocido que es la vulnerabilidad de derechos de toda la juventud frente a un Estado responsable que mete cada vez más balas en los barrios y frente a una realidad de miseria donde cada vez más jóvenes buscan un trabajo,  siempre precarizado, que  muchas veces los expulsa de las aulas tempranamente.

Santiago, vocero del Centro de Estudiantes del Colegio Nicolás Avellaneda, informó a ANRed que “el colegio se tomó el martes después de asambleas masivas que decidieron sumarse a la medida en contra de la reforma llamada Secundaria del Futuro. Es una profundización inconsulta de la ya inconsulta NES de hace unos años en la Ciudad de Buenos Aires. No fue consultado ni con docentes ni con estudiantes, o sea con los que hacemos el día a día de la escuela pública, los que conformamos las comunidades educativas. La reforma viene con mucha improvisación y mucha desinformación a cambiar el método de enseñanza y aprendizaje en los colegios”.

Según Francisco, también del Pellegrini, “todas las materias se dividirán en grandes áreas. Educación Física estaría en el mismo que Lengua en un área que se llama Expresión, donde también se recortan contenidos. Además, los métodos de enseñanza y estudio pasan a ser con contenidos tecnológicos. Considerando que gran parte de los chicos de zona sur de la Ciudad van al colegio para comer, si no tienen para comer en su casa, mucho menos van a tener wi-fi en la casa. Apuntan a una escuela menos inclusiva”.

Mientras docentes y estudiantes son perseguidos y hostigados cuando hablan de derechos humanos y exigen que Santiago aparezca, mientras la policía y otras fuerzas represivas,  ingresan en instituciones de educación pública, mientras se criminaliza al estudiantado que hace “política”, los pibes y pibas lejos de paralizarse ante el miedo que intentan imponer desde los medios de desinformación y el aparato represivo, no dejan ni dejarán de dar pelea porque es también su lucha, su ánimo de rebelarse frente a todo, los que nos mantendrá con la firmeza de construir otra sociedad posible.

La Escuela del Futuro  es a dónde nos lleva este Estado que facilita cada vez más los intereses de unos pocos frente a toda una población que se planta en la defensa de lo que se pretende arrebatarnos día a día.

Se hace necesario fomentar los espacios de base, la organización y la lucha del estudiantado con el ejemplo siempre vigente de las y los compañeros caídos en la Noche de los Lápices con el grito de Aparición con vida de Santiago Maldonado YA!!!

 

1http://www.anred.org/spip.php?article15000