Hace pocas semanas, salió a las calles de la ciudad, la nueva Policía Local, conocidos más comúnmente como pitufos y pitufinas.

Luego de rimbombantes campañas y anuncios de Pulti y Telpuk, acerca de las evaluaciones y las exigencias que se le imponían a cada uno de los postulantes a policía, se dio a conocer que un efectivo de esta nueva fuerza represiva asaltó a mano armada a dos mujeres.

Una vez más vemos claramente el verdadero objetivo de esta policía: garantizar el delito, la trata, la droga, y reprimir al pueblo trabajador. A imagen y semejanza de la bonaerense, vienen a garantizar los intereses de los ricos de nuestra ciudad.

Como pueblo sabemos que la “seguridad” se resuelve con: estabilidad en el trabajo, no perderlo y que no nos negreen; con la seguridad de ir a una escuela que no se caiga a pedazos, de que le paguen a los docentes y a los auxiliares; con la seguridad de que en nuestros barrios, la yuta y los punteros, no metan droga; con la seguridad de ir a un hospital digno, que nos atiendan en tiempo y forma, que haya personal suficiente y que no esté precarizado.

Es por esto, que más policía no trae más seguridad, todo lo contrario. Llamamos a la juventud y todo el pueblo trabajador a organizarse y luchar, y a no depositar confianza en las instituciones del capitalismo.

Ganemos las calles y hagámonos sentir con toda nuestra fuerza.