A solo horas de haberse efectuado una importante movilización al consejo escolar de nuestra ciudad en búsqueda de mejores condiciones de infraestructura, y a días de lo ocurrido en  escuelas del conurbano bonaerense por parte de la policía provincial, se vieron en nuestras escuelas y nuestra universidad personal policial y de prefectura.

El intento de blanquear las fuerzas represivas, de nuestro país fue y es un plan de los diversos gobiernos. Nosotros como jóvenes no nos olvidamos de que esas fuerzas están manchadas con la sangre de nuestros compañeros: de la noche de los lápices, de los detenidos desaparecidos de la dictadura, de Dario y Maxi, de Walter Bulacio e Ismael Sosa, de Luciano Arruga y los centenares de jóvenes asesinados por casos de gatillo fácil.

La policía, la prefectura, la gendarmería, los pitufos, el ejército, en definitiva, todos ellos son los guardianes de los poderosos, son los que se encargan de reprimirnos y garantizar que el sistema pueda explotarnos. Son simples mercenarios, que nada tienen que ver con la seguridad, todo lo contrario, son los garantes del delito.

Nuestro pueblo no es inocente y sabe que detrás de la trata de mujeres, del narcotráfico, de los robos y secuestros, del delito en general hay comisarios, jefes de calles, soldados y gendarmes.

La presencia de estos verdaderos asesinos, solo tiene por objeto atemorizar, perseguir y asustar. Es por esto que no debemos naturalizar esta situación, debemos recordar que fueron y serán los verdugos de nuestro pueblo, hayque hacerles sentirque no son para nadabienvenidos y su presencia solo va a generar más inseguridad.

La seguridad la vamos a conseguir en la medida que nos organicemos y derrotemos a este sistema, que se encarga a diario de prohibirnos: el trabajo, la salud, la vivienda y la educación. No podemos confiar  en estas fuerzas, debemos confiar en nuestra propia organización, que se nutre y crece en cada una de las luchas que damos.

Fuera las fuerzas represivas de nuestros lugares de estudio.

No es un policía es toda la institución.

Ganemos las calles ante el ajuste y la represión

Juventud Guevarista